15 mayo 2006

House Rules, la casa manda.

Veamos, os voy a situar. Imaginaos una noche de verano, de esas de terracita y reunión familiar (más o menos agradable), todos mudos....
Se han acabado los temas, la abuela esta roncando en su sillita. Alguien intenta romper el silencio y dice: ¿Parece que empieza refrescar, verdad?
la respuesta es:
- ¿Hacemos una partidilla a parchís?
- Psé...- decimos.
Y nos ponemos a jugar.
A media partida alguien come ficha y... ¿Cuenta cuarenta o veinte?
Y por fin tenemos tema del que hablar.

Las House Rules...
De hace un tiempo atrás hacía aquí, el presente, hoy. Nos hemos vuelto un poco pijetas y utilizamos el bello palabro House Rules, para referirnos a lo que de hace tiempo nuestras familias ya hacían con juegos como el parchís, el póquer, etc.. etc... (No busquéis este último, por favor), y que en lugares como bares, clubes o sitios por el estilo se llama Reglas de la Casa. Y es de buena educación preguntar por ellas, tanto como planteárselas a los jugadores antes de empezar la partida ¿O no habéis visto en películas donde salen casinos como se hace esto?
Pero no voy a hablar de la historia de la Reglas de Casa ¡Los Dados me libren!

Componentes
>> Tenemos entre un jugador a varios jugadores_ normalmente descontentos con alguna parte de las reglas de un juego, algunas veces también puede ser que quiere experimentar alguna cosa nueva, en este caso no están descontentos.
>> El Juego_ que puede llevar a esto por dos razones, o bien su mecánica el algo desastroso (según para quién) y necesita urgentemente un apaño, o bien es porque su funcionamiento permite un amplio potencial de variantes sin desvirtuar el juego en si.
>> Papel, lápiz, pc, escaner, fotosó, etc_ las herramientas necesarias para darle nuestro toque personal

Mecánica
Tenemos varias maneras de afrontar la creación de una House Rule. La primera, y de hecho la que más me gusta, es jugar varias veces al juego e intentar entender el porqué de los diferentes mecanismos. Si el juego ha pasado por varias ediciones, resulta interesante leer las reglas para poder comprobar las transformaciones y adaptaciones. Por último, no estaría de más comparar con otros juegos del mismo estilo como resuelven situaciones parecidas. Todo esto nos tendría que hacer recapacitar en el modo más adecuado y menos intrusivo de agregar nuestra House Rule. Por supuesto luego viene el probar el juego con estas modificaciones...

Yo por mi parte siempre intento aprovechar alguna regla del juego o algún detalle sobre el que construir mis reglas. Ya os digo que lo hago muy pocas veces pero intento, si es necesario (¡ya ves!), que no destaque mucho del resto de reglas.

Otra manera, es la "idea molona". Todos llevamos un friki dentro, y una parte fundamental de todo friki es el niño pequeño del cual no nos queremos desprender. Hay cosas que simplemente molan, y porqué molan, tienen que estar. Estas reglas pueden seguir un método parecido al primero, pero seguro que es un proceso mucho más corto y salvaje, casi desbocado. Algunas veces, con el tiempo, estas reglas adquieren entidad por si mismas y pueden acabar integrándose, para el pasmo de la gente, en el propio juego y pasar a ser reglas serias.

Ejemplos de "reglas molonas" que yo conozca:
>> El Trivial con ataques_ creación de dos amigos míos. Jugando al Trivial, los jugadores pueden atacar la ficha de otro, comparando sus quesitos se tira un dado y el que gane le roba un quesito al contrario.
>> Todos Luchan_ jugando al Pictionary, por turnos todos los jugadores tienen la oportunidad de pintar, así que si alguien adivina la palabra tanto el jugador que pinta como el acertante tiran un dado y avanzan. Se pasa al siguiente jugador el turno de pintar.

Todo esto es como bastante burro, y modifica mucho el juego, pero... ¡Molaaaaa!

Luego están las accidentales, alguien, alguna vez leyó esto mal. La gente siempre ha jugado esta regla de esta manera, y cuando se dan cuenta del error ya es demasiado tarde. No hay huevos de cambiarla.

Por último, están las reglas creadas por las propias compañías de los juegos. Pueden estar explicadas en las instrucciones o ser colgadas en la Magna Malla Mundial. Tienen el honor de ser consideradas oficiales, y esto le dan cierta categoría. Ya sea porque es el mismo diseñador del juego quien se las ha currado o porqué algún aficionado se las ha hecho llegar al creador o compañía y estas las ha aceptado como propias. Un caso muy extremo de esto lo tenemos en el Das Buch zum Spiele de Catan.
Y aquí nos adentramos en el terreno de las expansiones para juegos, que visto fríamente no dejan de ser mas House Rules... ¡Oficiales, eso sí!

Luego por último vienen cosas como: reglas de torneos, reglas creadas para ocasiones especiales, reglas de plástico... etc, etc, pero creo que ahí me alejo del tema.

Conclusiones
Sobre gustos no hay nada escrito, así que cada cual es libre de hacer con sus juegos lo que quiera. Yo por mi parte no soy muy partidario de empezar a añadir reglas y mas reglas a un juego, me gusta jugar al juego tal y como es. Y ver como darle la vuelta a esa puñetera regla que no para de jorobarme la partida...

Curiosidades
Todavía no he visto un capítulo entero del doctor House...
Y no he puesto una sola imagen en todo el artículo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada