12 febrero 2008

Kill Doctor Lucky. El anti-Cluedo más negro

Permitanme que les muestre el siguiente vídeo y a continuación les expondré el caso que nos ocupa

Querida, ponles el vídeo a los señores por favor





Excelente querida. Veamos... sí.
*Ehem!*


Fue en el año 1996 cuando una pequeña compañía de pequeños juegos llamada Cheapass Games, cuya filosofía es la de ofrecer sus productos lúdicos a un precio muy barato, no por ello sin desmerecer a la calidad de sus propuestas, puso a la venta Kill Doctor Lucky, un juego que podría ser definido como el Anti-Cluedo. Recientemente Titanic Games ha reeditado una versión de lujo del mismo juego, por supuesto esto no podía hacerlo Cheapass Games...

El juego, creado por el señor James Ernest destinado para un grupo de jugadores de 3 a 7 caballeros, propone la pintoresca idea de que cada jugador es alguien cuya meta es matar al despistado Doctor Lucky en su propia mansión, evidentemente no hace falta decir que el asesinato debe ser realizado sin que nadie de los demás jugadores pueda vernos... ¿Sí querida? ¿Cómo? oh... perdonen ustedes, quizá esta última frase lleva a equívocos. Nos referíamos que ningún peón de los otros jugadores debe tener una clara línea de visión con nuestra ficha a través de las puertas de la habitaciones de la mansión. Quizá una imagen del tablero de juego les resulte más satisfactoria para que vean a lo que me refiero

Querida, la foto...

Mmmm... no, querida esa no, esa es de la versión de Cheapass. Creo que es... veamos. Sí, querida, esa es, si eres tan amable por favor.


Excelente querida, muchas gracias... no, no, ahora no querida.

Bien *ehem!*

El juego es de una sencillez exquisita, por turnos cada uno de los caballeros participantes puede mover su peón a un espacio continuo de la mansión, ya sean habitaciones, pasillos o escaleras y si tiene la oportunidad, asestar un golpe mortal a Doctor Lucky,... si por desgracia no puede asesinarlo siempre puede buscar en las habitaciones algún objeto con el que ayudarse a la hora de acometer el citado acto, para ello robará una carta de la baraja al alcance de todos los jugadores. Después de esto, el jugador mueve el peón de Doctor Lucky hacía la siguiente habitación, escapando de nuevo a su ominoso acechador...

Respecto a las cartas, debo decirles que se dividen en cuatro tipos: Armas, Fallos , Movimiento y Habitaciones. Estas cartas pueden ser jugadas en cualquier número siempre y cuando sea nuestro turno, aunque las cartas de Fallos son la excepción, ya que son jugadas para defender al Doctor Lucky de las perversas intenciones de los caballeros jugadores.

Querida por favor, muéstrate... perdón, muéstrale a los caballeros la foto.


Excelente querida, puedes retirarte... no, no tan lejos... sí, así.
Bien, salvo algunos detalles y excepciones los cuales pueden resueltos por ustedes mismos ante una lectura del manual. Paso a comentarles unas apreciaciones personales respecto al juego.

Kill Doctor Lucky es un buen juego apto incluso para aquellos caballeros poco dados al juego y que disfruten del humor negro dadas las cirscumstancias en el cual se desarrolla la partida, hago notar en este caso que entre las armas para asesinar al pobre y buen Doctor Lucky encontramos desde un Pato Disecado a un Cañón de la Guerra, todo esto se ve acompañado, en la edición que comentamos por unas magnificas ilustraciones que nos hacen recordar viejos tiempos gloriosos de cuando la Reina Victoria gobernaba sobre todos nosotros. El manual en escasas tres hojas nos explica el juego con unas ilustraciones que nos aclaran algunos conceptos del juego. Destaca sobretodo la labor ejercida en el tablero de juego, un soberbio trabajo que nos ayuda a sentirnos autenticamente dentro de la mansión.

Siendo cuatro o cinco jugadores es cuando el juego destaca en su sencillez y táctica, ya que la situaciones idóneas para descuar...Perdón, ¿sí querida? ah, sí, tienes razón, quizá me dejo llevar... para asesinar a buen Doctor Lucky se producen más a menudo. Cuando son siete los participantes es cuando el juego se vuelve un tanto ingobernable y se convierte en un espera turnos desalmado, ya que cualquier acción que podamos preveer se ve enseguida desmontada por los demás jugadores.

Aún así, sigue siendo un muy buen juego y se lo recomiendo encarecidamente. Espero que tengan una plácida jornada.

Atentamente suyo
Bascu.

...


¿Sí querida? ¿un regalo? ¿Para mi? no creo que sea el momento, pero bueno lo acepto.
*scrrreschh, screech* *fliiish*
Oh, ¡una corbata! es magnífica, que peculiar tejido ¿de que que esta hecha? no parece seda...
¿Cáñamo?...

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada