11 abril 2006

Turbo Taxi. ¡Rápido, siga ese juego!

Queen Games nos dio hace tiempo una agradable sorpresa a todos los aficionados de los juegos de mesa editando sus juegos con instrucciones en español. A modo de gracias, me decidí a comprar uno de los juegos en caja pequeña, el elegido fue:

Turbo Taxi, anteriormente conocido cómo Flickwerk, de Friedemann Friese. En Turbo Taxi somos una emergente compañía de taxis, que compite por ver quien es el más rápido y más efectivo taxista. En este juego para de 2 a 4 jugadores, a cada turno uno de los jugadores hace de cliente y los demás intentan completar la ruta cuanto antes mejor.
Y para esto el juego nos ofrece:

>> un mapita para señalar las rutas_
>> dos taxis y casitas de madera (del correspondiente amarillo y negro)_
>> 12 "cartitas", baldosas ó piezas de carretera para cada jugador_
>> 12 "cartitas" de inicio de rutas_
>> las instrucciones del juego (¡En Español también!)_

¡A jugaaaar!
El juego se basa en la destreza de los jugadores, y por ponerlo clarito se trata de construir un puzzle lo más rápido posible. Así que absteneros de jugar con alguien aficionado a tan digno hobby porque es posible que os humille y os hunda en la miseria. Os lo digo por experiencia propia, que tarde que tuve ¡Dioses!

Dicho esto, el juego va tal que así:
Cómo he escrito antes, uno de los jugadores decide las rutas a completar. Esto significa que armado con los dos taxis y sus correspondientes casitas, que marcan el inicio ó final de la ruta, los sitúa sobre el tablero central. Todo ello con ciertos límites por supuesto, y es que al menos dos de estas piezas deben estar situadas sobre los bordes de color verde. Es de suponer que esto hace que los planos sean posibles de completar sin abocarnos a la histeria colectiva.

Justo en el centro de este tablero, situamos boca abajo las "cartitas" marcadas con una medalla formando una pila, que también hacen las funciones de puntos de victoria (ya veréis). Una vez el jugador cliente ha escogido las rutas, esta a puntito a puntito de empezar la carrera. Yo aconsejo, antes de empezar la partida, un estudio previo de las "cartitas" de carretera. Más que nada porque tenemos que hacernos una buena idea de cómo son los tramos: rectas, bifurcaciones, curvas, rotondas, calles cerradas, etc.. etc...
Nos las dejamos delante nuestro, que tengamos una buena visión de ellas y que sean fáciles de manipular.
Y ahora...
El jugador cliente da la vuelta a la "cartita" superior de la pila central del tablero central y ¡Todos a correr!
Con la máxima rapidez (sí, estoy pesao con la rapidez, lo sé) cada jugador forma delante suyo un "puzzle" de tres por tres piezas el cual conecte, desde su punto de vista, es decir: en el mismo sentido que ve el tablero desde su sitio, el taxi negro con la casita negra y el taxi amarillo con la casita amarilla. Y encima para más inri, sólo en estos puntos puede darse que el camino dé con tramo abierto fuera del tablero propio. Y todo esto muy muy deprisa (vamos corriendo). ¡Y aún más! la pieza central de nuestro puzzle debe ser exactamente la misma y en el mismo sentido que la mostrada por el jugador cliente en el tablero central.
Facilísimo vamos...
¿He dicho que debemos ser muy rápidos?

Un ejemplo de juego que se echa de mucho de menos en las instrucciones.

El jugador que primero "Cree" que ha completado la ruta grita ¡Stop! y el juego se detiene. Ahora se comprueba que su ruta sea correcta. Sí es así, este jugador se queda con la "cartita" superior del tablero central la voltea mostrando la medalla de su reverso y pasa a ser el siguiente jugador cliente.
De no ser correcta su ruta el juego continua para los demás jugadores, quedando este fuera de juego.

Concluyendo
Turbo Taxi es un juego de destreza, provoca: estrés, risas, un buen montón de "¿¡Ya!?" y caras de pasmo. Pero cómo juego de destreza que es habrá personas con más facilidad que otras para completar las rutas, aunque las partidas son tan rápidas (tenia que decirlo) que esto no crea que suponga nigún problema.
La calidad de los componentes es la acostumbrada en los eurogames. Las casitas y los taxis son de madera, y sobretodo con los taxis dan ganas de jugar con ellos haciendo: "bruumm! Bruuumm!". Las piezas de carreteras tienen el mismo tamaño y tacto que las baldosas de Carcassonne y el tablero central goza de la misma calidad de tacto y cartón

Curiosidad
En la versión anterior llamada Flickwerk, el juego consistía en crear una red de ordenadores en una oficina. Y es que los tiempos cambian que es una barbaridad.

¿Ha quedado todo claro?
Ya tiene su qué que intente explicar este juego... con lo chungo que es de entender.

1 comentario:

  1. Anonymous5:31 p. m.

    <span>Gracias por tu estudio, me ha servudo de gran ayuda.</span>

    ResponderEliminar