07 noviembre 2007

De cuando los juegos bajan de las estanterias

La verdad es que estoy preocupado. Hace ya tiempo me compré una estantería "cantidá" de maja, de color gris, que hace como más elegante y serio (con algo tengo que compensar, no os riáis) y que encima tenía nombre (bueno, lo sigue teniendo) de modelo: Billy. Perdón me hago un lío, no es un nombre de modelo, es el nombre que tiene el modelo: Billy (Mmmm...)

Bueno, resulta que estos días, vaya usted a saber el porqué, han entrado un montón de juegos (juasjuas, lo tenía que hacer) en mi casa. Con el agravante que tampoco ha entrado más espacio en mi casa, más bien se ha tenido que apretar en algún sitio, creo que debajo la cama porque si no fuese así sería en los estantes y allí no cabe más, así que ahí no esta el espacio que necesito (llegados a este punto entiendo que no me sigáis), bueno a lo que iba. Que he llegado a ese punto cuando los juegos bajan de las estanterías y pasan a ocupar el suelo. Encima de Billy (la estantería) no me sirve, tendría que comprarme una escalerilla y eso significa incrementar el volumen con cosas que no son juegos, los culpables son, y empezamos por ese cabr... que es Essen:

Attack Sub: un añejo y estupendo juego de luchas de submarinos de Avalon Hill para dos personas. Yo, debo confesar le tengo mucho miedo a eBay, me conozco muy bien y sé que sería malo para mi cordura y economía. Mucho. Así que cuando lo ví en Essen... pues eso tocado y hundido.

Atlantis de Parker: subrayo el de Parker (bueno, en realidad no lo he hecho) esta edición es la mejor de todas por varios motivos: las piezas de los monstruos y la isla son realmente preciosas, y segundo los monstruos marinos se mueven tirando dos dados (sí, esto se puede hacer sin tener esta edición) sin tener que esperar a que una bolita estilo ruleta se pare del todo.


Solo un cálido detalle de este edición ¿A qué es maravillosa?

Las nuevas centrales de Power Grid: Que sí, que no ocupan apenas nada, pero un poquito de aquí y otro de allá y la maleta a reventar.

Medievalia
: compra totalmente por inercia, allí uno se compra un juego y como pinte bien, sea barato y ocupe poco ya teneis a la corte española yendo en masa a comprarlo.

Space Hulk 1ª Edición (en alemán, sin caja, ni instrucciones): Pero era una oferta que no se podía dejar pasar 16 euritos de nada. Un complemento perfecto para mi otro Space Hulk (sí, habeis leído bien)

Palastgeflüster: este también es pequeño de Adlung Spiele, los mismos que el Verrater, un pequeño gran descrubimiento que merecerá ser reseñado brevemente (aunque vete tú a saber cuando será ese brevemente)

Papillons: de aquí el noi Oriol Comas, que cayó al vuelo (y nunca mejor dicho) y que esparaba con ansias en poder poseerlo.

¿Y Eolo que opina de esto?

Y no contento con eso, por supuesto, el ínclito señor Antonio Catalán, acv para algunos me hace llegar, y es un decir que lo fui a buscar yo su España 1936. Que le tenía unas ganas... verlo crecer durante dos años ha hecho que se convierta en una especie de sobrino mio, ya que el padre es otro (y no me malinterpreten, coña)

Pero no se vayan todavía aún hay más:

Así, con gran ilusión, cayendo cual lápida:

Tobynstein: de Josep María Allué, como podrán ver en los créditos la criatura lleva parte de mí, pequeñita eso sí, el bazo quizá que me hace mucha gracia esa parte del cuerpo (¿me lo permites Josep?)

Uno se piensa que la cosa ya esta bien, Atlantis, haciendo gala de su nombre esta por los suelos, acompañado por otros juegos de caja grande. Parece que hay calma chicha, pero no. Si vas a una inaguración de una nueva tienda de juegos de Barcelona, llevada por dos muy buenos amigos (sí, ¿que pasa? ahora me meto en la publicidad) llamada Jugar x Jugar, Avenida Gaudí 39 de Barcelona. Lo mínimo que puedes hacer, ya que ellos han puesto canapés, cava, coca-cola y lugar es hacer tu primera compra, y yo que soy así de bruto ¿Qué hago?, pillarme estos:

Caballeros Guerreros: a lo grande tanto por caja como por duración y número de jugadores, 6. Como se nota que no es un eurogame, que si no serían 5.

Y... bueno, con este alucinareis:

Bogoss: un pequeño y fosforescente juego infantil de la casa Djeco. Pero es que va de esqueletos, "Harrys", como los llamo yo y no pude aguantarme. Soy como un crío

Y brillan en la oscuridad y mucho, menudo susto ayer al irme a la cama.

No contento con eso, vuelta el viernes la mision recoger mi:

PatimPatamPatum (¿cuantos llevo ya?): Os ha quedado muy bonito Marià, Marc, felicidades. Este no esta en el suelo aún, esta encima de la mesa de mi despacho, con amenazas de destroquele.

Puff... o sea, lo siento. Ahora no me cabe más. Debo desocupar dos estantes dentro de poco, esto empieza a ser vergonzoso. Y no contento con esto, el señor Oriol Comas y Coma y RBA me hacen llegar a mi casa tres libros (Oriol, te veo, malandrín, seguro que te ahora te estas riendo maliciosamente).

Sí, precisamente eso mismo pensaba yo...

El muy nombrado Un montón de juegos de Sid Sackson, Acertijos de Sam Loyd y ¡Más adictivos que el Sudoku!. Nada noi, moltes gracies, tu ahí colaborando por la causa, pues que sepas que los tengo en la mesita de noche, del suelo nada.

Nada, que no hay manera.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada