21 junio 2010

Ritmo y Bola, we will play you

¡Tíos! los altavoces a tope, dadle a play y rock'n'roll!!!








Todo se trata de seguir el ritmo... Bum! Bum! Plas! Bum! Bum! Plas!

Te enseñaré un juego metido en un lata,
Con un montón de cartas y jugado con las palmas.
Tienes que pasar el turno con un gesto,
Con cuidado de no fallar en esto.

Riiitmo y Booolaaaa, y Gesto!!

Mira que de las chorradas que llego a meter aquí esta se lleva la palma. Pero vamos de manera muy rara te acabo de explicar como se juega a Ritmo y Bola, un juego de Gabriel Ecoutin y editado por Cocktail Games es su línea de juego de caja de lata, y que Asmodee nos trae a España. De tamaño realmente portátil. Y encima con el que pueden jugar de 4 a 12 jugadores, imaginaos que escándalo.

Porque sí, se juega exactamente al ritmo del We Will Rock You de Queen, seguido con las palmas. Un juego de esos que se juegan cuando ya se llevan unas cuentas buenas horas de diversión y ya salen los chistes fáciles.

Cada jugador tiene un gesto, que entre palma y palma debe hacer, luego entre palma y palma hace el gesto de otro jugador, y este entre palma y palma vuelve a hacer lo mismo, para entre palma y palma volver a pasarle el turno a otro jugador que sigue el ritmo entre palma y palma. Quien se equivoque al hacer esto recibe, por supuesto, la Bola. Una carta con un efecto a aplicar. Cuando no hay más bolas se acaban las palmas y se ve quien gana, porque si te equivocas ganas otro gesto, contra más gestos más difícil es todo, y contra más gestos acumules, peor para tí, porque perderás.

Por supuesto, entre seguir el ritmo e intentar hacer el gesto bien es fácil equivocarse, y eso es lo que busca el juego, no solo por la cantidad de cosas a coordinar, tu, los jugadores y los gestos. Si no porque hay muchos gestos que se parecen entre ellos, y eso que los dibujos de Olivier Fagnère son muy claros. Gran virtud esta de hacer cuarenta cartas, claras, que se vean lo que es, y cada una de ellas con su propia coña. Todas llenas de personajes en diferentes situaciones, que si la yaya llamando por teléfono, que si Miterrand haciendo el gesto de Churchill, que si Rambo no baila bambo (mmm... no, no lo baila).



Así que es fácil que las risas salgan solas, porque no es fácil mantenerse con cara de poker mientras se gesticula, o reirse viendo las caras de los demás. Si jugamos con personas hechas y derechas el cachondeo es máximo, y los peques de la casa se lo pasan pipa simplemente haciendo ruido con las palmas. Claro, con ellos yo recomiendo que haya la figura del tutor, alguien que lleve la batuta vamos. Porque, os lo digo por experiencia propia, el grado de descontrol con ellos alcanza cotas muy elevadas. Pero al menos consigues cansarlos un rato, eso seguro.

Sobre la línea de juego de lata de Cocktail hay muchos muy parecidos a este en espíritu, y la verdad es que todos en mayor o menor medida son juegos que merecen mucho la pena. Tienen varias virtudes, como ya he dicho caben en cualquier bolsillo, puede jugar cualquiera con ánimos de pasar un buen rato haciendo el crío y encima se pueden encontrar a unos precios muy atractivos... y además, al menos en Barcelona, me gustó verlos en las tiendas Abacus, una cooperativa de material escolar, libros, música, por la cual pasa mucha gente que seguro descubren juegos diferentes.

Y lo que no me gusta, como siempre insistiré, que 22 manzanas de Juan Carlos Pérez aún no ha sido editado en España, cuando se vende en multitud de idiomas en todo el mundo. Maaaal... hay que poner rápida solución a esto Asmodee.

6 comentarios:

  1. Anonymous10:33 p. m.

    <span>que gran juego, lo que me reí en Granollers y lo malo que puedo llegar a ser.</span>

    ResponderEliminar
  2. O eres Lev o eres Angel, y me da que según tus palabras eres Lev

    ResponderEliminar
  3. Siguiente reto: Haz una versión del We Will Rock You contando las reglas del juego y cuélgala.

    Puedes inspirarte ciendo alguno de los llamados Literal Videos en YT.

    ResponderEliminar
  4. <span>Naaa...  eso sería una payasada</span>

    ResponderEliminar
  5. Y desde cuándo es esto un problema para ti? ;)

    ResponderEliminar
  6. Pues es un problema más serio de lo que parece, no podría parar de reirme yo mismo y no quedaría serio

    ResponderEliminar